Cómo Registrar una Marca

Cómo y Por qué Registrar una Marca

A menudo existe la duda sobre los términos patente y marca, de hecho, es común que las personas nos digan algo como “quiero patentar mi marca”. En realidad ambos términos tienen significados completamente distintos. Las patentes se refieren a invenciones físicas como pueden ser máquinas, motores, dispositivos electrónicos, etc. Sin embargo, una marca es un signo distintivo de un producto o servicio. Algunas marcas internacionalmente conocidas son Coca Cola, Zara, Microsoft, Apple…

La Oficina de Patentes y Marcas (OEPM) lo define de la siguiente forma: “La marca es el signo que distingue en el mercado los productos o servicios de una empresa, ya sea ésta de carácter individual o social. La marca es un signo distintivo. Su función es la de diferenciar e individualizar en el mercado unos productos o servicios de otros productos o servicios idénticos o similares, así como identificar su origen empresarial y, en cierta manera, ser un indicador de calidad y un medio de promoción de ventas. La marca es, pues, el signo distintivo usado por el empresario para diferenciar en el mercado sus productos o servicios de los productos o servicios de los competidores”.

¿Pero por qué deberías registrar tu marca? Porque dicho registro te confiere un derecho de exclusividad, es decir, nadie más podrá utilizar el nombre de tu producto o servicio, o tu logo para ningún otro producto o servicio idéntico o similar al tuyo. Al contar con esa exclusividad, el prestigio (o desprestigio) de tu marca está en tus manos. Ese nombre que hoy registras puede el día de mañana ser símbolo de calidad y puede llegar a valer mucho más que todo el resto del negocio.

Existen distintos tipos de marcas que pueden ser registradas, aunque las más comunes son las siguientes: denominativa (es sólo texto), gráfica (es sólo una figura), mixta (es una combinación de las anteriores). El coste de la solicitud de registro de marca no varía según el tipo, siendo el mismo para todos ellos.

La Ley establece ciertas prohibiciones para el registro:

Como el registro de la marca confiere a su titular el derecho a utilizarla en exclusiva en el tráfico mercantil, el signo debe cumplir una serie de requisitos de validez y registrabilidad, por lo que la Ley de Marcas (arts. 5, 6, 7, 8, 9 y 10) establece una serie de prohibiciones:

1. ABSOLUTAS.- No pueden registrarse como marca:

1.1.Los signos no susceptibles de representación gráfica. Por ejemplo, los signos táctiles, gustativos, olfativos y sonoros cuando no puedan ser representados gráficamente.

1.2.Los signos genéricos y específicos en cuanto constituyan la designación del género o especie de los productos o servicios a que se destine la marca y los signos compuestos exclusivamente por menciones o indicaciones que en el comercio o en el lenguaje corriente hayan llegado a constituir la denominación necesaria o usual del producto o servicio de que se trate.

1.3.Los signos descriptivos, compuestos exclusivamente por signos que sirvan o puedan servir en el comercio para designar la calidad, la cantidad, el destino, el valor, el lugar de origen, la época de producción u otras características de los productos o servicios.

1.4.Las formas tridimensionales que vengan impuestas por la naturaleza del propio producto o que produzcan un resultado técnico o que den un valor esencial al producto.

1.5.Los que sean contrarios a la Ley, al orden público o a las buenas costumbres.

1.6.Los que puedan inducir al público a error. 

1.7. Los signos que reproduzcan o imiten los escudos, banderas y emblemas municipales, provinciales, de las Comunidades Autónomas, del Estado español y de otros Estados a menos que medie la debida autorización.

1.8.Los signos que incluyan insignias, emblemas o escudos distintos de los relacionados en apartado anterior y que sean de interés público, salvo que exista autorización.  

2. RELATIVAS.- El signo adoptado como marca debe estar disponible. No podrá registrarse como marca un signo que sea idéntico o semejante a una marca o nombre comercial anteriormente solicitados o registrados, cuando dicho signo se solicite para productos, servicios o actividades idénticos o semejantes a los protegidos por estos signos anteriores y exista entre ellos un riesgo de confusión en el público consumidor. Cuando el signo adoptado sea idéntico o semejante a una marca –o nombre comercial- notoria o renombrada, el acceso a registro de dicho signo también está prohibido respecto de productos, servicios o actividades distintos de los protegidos por dicha marca notoria o renombrada, si ello puede implicar un aprovechamiento indebido de la misma o un menoscabo en su carácter distintivo, notoriedad o renombre. El signo adoptado tampoco podrá ser registrado, sin la debida autorización, cuando: a) consista en el nombre, seudónimo, apellidos, etc. o en la imagen que para la generalidad del público identifique a una persona distinta del solicitante. b) reproduzca, imite o transforme creaciones protegidas por un derecho de autor o por otro derecho de propiedad industrial (invenciones y diseños industriales). c) se preste a confusión con el nombre comercial, denominación o razón social que identifique en el tráfico económico a una persona distinta del solicitante. 10 d) se preste a confusión con una marca no registrada, pero que sea notoriamente conocida en España. Cuando esta marca no sea notoriamente conocida, tampoco podrá registrarse, si quien solicita su registro es el agente comercial o representante en España del titular de dicha marca en alguno de los Estados miembros del Convenio de la Unión de París o de la Organización Mundial del Comercio y no cuenta con el consentimiento de éste.

¿Cómo registrar una marca? Nuestro equipo lleva más de una década prestando este servicio a emprendedores con total profesionalidad y rigurosidad y con las tarifas más competitivas. Nuestros asesores harán una búsqueda previa gratuita para informarte si el nombre que quieres proteger está disponible o no, y se encargará de toda la gestión y el mantenimiento de tus derechos durante toda la vigencia de la marca (10 años renovables).

Registrar una marca es una inversión de tremenda importancia, es la base de tu negocio y puede llegar a ser la clave de tu éxito. Confía el registro a una Agencia de confianza y de contrastada experiencia. Estamos a tu entera disposición para asesorarte ante cualquier duda que tengas.

 

Equipo de Patentatuinvento.es
Telf. 91 101 02 29
Dalap Group Investments, SL
Calle Leganitos, 15  28013 Madrid
Centro Empresarial El Coloso
www.patentatuinvento.es

 >>>VER OTROS ARTÍCULOS DEL BLOG<<<

Deja un comentario