Guía para la comercialización de invenciones

            Esta guía pretende ser un material de ayuda para orientar a los inventores que buscan fabricantes o inversores para la puesta en marcha de su proyecto. Por medio de ella, ofrecemos a nuestros clientes algunas sugerencias que les pueden ser de utilidad a la hora de intentar comercializar la idea.

1-      ¿Qué tengo yo que no tienen los demás?

Resulta muy importante identificar en nuestro producto el valor diferenciador, es decir, descubrir en qué se diferencia mi invento de lo que ya se conoce. Probablemente, el mejor argumento para la colocación en el mercado del producto será hablar sobre las ventajas que aportan esas características nuevas.

2-      ¿A quién puede beneficiar económicamente esa diferenciación?

Debemos encontrar nuestro “target”, es decir, aquel segmento del mercado que puede estar especialmente interesado en el invento. Podemos hacernos preguntas como: ¿qué tipo de fabricantes o inversores podría tener interés en mi patente? ¿cómo les beneficiaría a ellos mi patente? Esta última pregunta es fundamental, ya que cuando hablamos con personas o empresas potencialmente interesadas en nuestras patentes, debemos recordar que lo único que verdaderamente es importante para ellos es cuánto dinero ganarán ellos con la patente. Para este análisis, no deberíamos pensar sólo en España. Vivimos en un mundo cada día más globalizado, hoy en día, cualquier proyecto digno de luchar por él, tiene que estar pensado para, como mínimo, la comunidad europea. Sobre este punto, debemos recordar que no existe una patente mundial o internacional, aunque sí algunos tratados internacionales como la patente europea o la PCT. Por medio de estos tratados podemos explotar la idea en una mercado muchísimo más amplio y disfrutar de una mayor protección.

3-      ¿Dónde se encuentran esos contactos?

Una vez que conocemos las ventajas diferenciadores de nuestro producto y determinamos qué sectores podrían estar interesados en la patente, ya podemos pensar en dónde encontrar a esos fabricantes y/o inversores. En este aspecto contamos con varias posibles fuentes:

–          El propio inventor: es muy posible que el propio inventor sea un gran conocedor del sector en el que se mueve y por lo tanto sepa cuáles son algunas de las empresas potencialmente interesadas.

–          Bases de datos de Patentatuinvento.es: contamos con varias bases de datos de empresas de diferentes sectores. Dependiendo del tipo de invento, puede que esta información pueda resultar importante.

–          Internet: sin duda alguna, hoy en día, Internet es la mayor fuente de información con que se cuenta. En ocasiones, el inventor debe dedicar muchas horas navegando y buscando información sobre prospectos.

4-      ¿Cómo me preparo para contactar con ellos?

Como todo en la vida, lo mejor es no improvisar. Una correcta preparación aumentará considerablemente las oportunidades de tener éxito. Algunos elementos que pueden resultar útiles son:

–          Un dossier informativo: un resumen sobre las características de nuestro invento y las ventajas que presenta puede ser de gran ayuda. Además, sería ideal que incluya comentarios sobre el tipo de clientes a los que se puede vender el invento, unas cifras estimativas de cuánto se podría ganar, costes de fabricación, rentabilidad, etc.

–          Fotografías o dibujos: sabemos que una imagen vale más que mil palabras, aquí es lo mismo. No deberíamos depender de la memoria de la patente ni de su dibujo para una campaña comercial, hay que recordar que una memoria de patente tiene fines legales de protección y no busca cerrar una venta. Por lo tanto, es muy recomendable contar con las fotos del prototipo, y si no se tiene el prototipo, unas buenas imágenes pueden ser útiles.

–          Vídeos y/ o animaciones: una cosa es explicar para qué sirve un invento, otra es verlo en funcionamiento. Por ello, hoy en día se tiende a la realización de vídeos y/o animaciones en 3D que muestran con claridad la utilidad del invento.

–          Sitio web y participación en redes sociales: podríamos decir que lo que no se encuentra en Internet, en realidad no existe. La presencia que podamos tener con nuestro producto tanto en forma de sitio web como en campañas en redes sociales puede ser un gran salto hacia el éxito.

–          Plurilingüe: si podemos ofrecer nuestro producto en varios idiomas, no perdamos la oportunidad de hacerlo. Como mínimo, sería importante que todo el material se encuentre en castellano y en inglés.

 

NOTA: Patentatuinvento.es tiene acuerdos especiales con varias empresas que realizan todos los servicios comentados en este punto. Si estás interesado en saber más sobre dichos servicios, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

5-      ¿A qué acuerdos puedo llegar?

Aunque algunos inventores deciden vender su patente, lo más recomendable suele ser licenciarla, de manera a no perder todos los derechos adquiridos cediéndolos a un tercero. No existe un modelo específico de acuerdo, lo normal suele ser firmar un contrato por medio del cual se autoriza a una empresa a fabricar y/o comercializar el invento en una determinada zona geográfica a cambio de un beneficio económico que recibe el inventor, pudiendo ser una cierta cantidad de dinero por cada producto vendido, un importe fijo mensual, trimestral, anual, etc. En algunas ocasiones, el inventor pasa a ser un trabajador o socio más en la empresa.

 

Esperando que esta pequeña guía pueda resultarte de utilidad, queremos aprovechar nuevamente la oportunidad para agradecerte por tu confianza en nuestros servicios y recordarte que hay un amplio grupo de profesionales a tu disposición para lo que necesites.

 

Te deseamos el mayor de los éxitos en este nuevo proyecto.

 

 

 

Equipo de Patentatuinvento.es
Telf. 91 101 02 29
Dalap Group Investments, SL
Calle Leganitos, 15  28013 Madrid
Centro Empresarial El Coloso
www.patentatuinvento.es

 >>>VER OTROS ARTÍCULOS DEL BLOG<<<

Deja un comentario