Carta a inventores

Se te ha ocurrido una idea. No quieres que te la roben y, además, quieres ganar dinero con ella.

¡Me parece estupendo! Porque hoy te contaré lo que todos te ocultan.

¿Empezamos?

Que una idea puede ser la semilla de un gran negocio y de millonarios resultados, no es un secreto.

Quizás pienses que difícilmente te pasará a ti, pero imagina por un momento que, de aquí a unos meses o unos años estás sentado al lado de la piscina pensando: «no me puedo creer que esto haya empezado con esa idea tan sencilla, pero mira todo lo que he logrado».

Eso podría pasar, aunque no hay forma de saber si pasará o no.

Lo único que está claro es esto:

👉 Si no patentas tu idea ni trabajas con ella, el fracaso está asegurado.

👉 Si patentas tu idea y trabajas con ella, existe la posibilidad de lograr grandes resultados.

Así que, tú mismo.

¿Para qué sirve una patente?

Básicamente es un derecho legítimo de disfrutar de un monopolio. Nadie puede fabricar ni vender tu idea sin tu autorización.

¿Dónde se tramita?

En la Oficina Española de Patentes y Marcas.

¿Quién lo puede tramitar?

Si lo quieres, tú mismo, PERO cuidado, el gran inconveniente es que esto requiere la preparación de una documentación que cumpla con la normativa y la Ley de Patentes.

Esta documentación consiste en una memoria con reivindicaciones y figuras.

No es simplemente abrir Word y decir: «mi idea es esto y esto».

Lamentablemente es mucho más complejo que eso, ya que, en la mayoría de los casos, las personas que intentan patentar su idea por su cuenta se enfrentan a suspensos y denegaciones.

Por otro lado, si no controlas todo el proceso, los plazos, y no sabes cómo resolver las incidencias, puede que la invención no quede correctamente protegida, o directamente no puedas protegerla.

Por este motivo te recomiendo que contrates los servicios de una Agencia de Patentes, ya que, si no vas a juicio a defenderte tú mismo, no tiene sentido hacer un trámite jurídico como el de una patente sin el asesoramiento adecuado.

Felizmente en España hay muy buenas agencias, con excepción de un par de ellas que sólo te dirán lo que quieres escuchar para sacarte dinero como sea.

Pero como te digo, exceptuando esas, hay buenas agencias.

No te voy a mentir, yo preferiría que nos contrates a nosotros, pero bueno, eso ya lo decidirás tú.

Al fin y al cabo, llevamos unos 20 años ayudando a inventores a proteger y rentabilizar sus ideas, tenemos unas reseñas en Google magníficas y un listado de cientos y cientos de expedientes que estamos tramitando en la Oficina Española de Patentes y Marcas

De cualquier manera, elijas lo que elijas, si tu idea es buena y crees que puede ser rentable, te animo a que la patentes.

No hay garantías, pero estarás abriendo la puerta a un camino de experiencias y aprendizaje, y quién sabe, quizás también de gran prosperidad.

MODALIDADES

Hay dos formas de proteger inventos: patentes y modelos de utilidad.

La protección es la misma.

Todo lo que puedes hacer con una patente lo puedes hacer con un modelo de utilidad.

Hay dos diferencias principales:

1- Periodo máximo de protección: 20 años en patentes, 10 años en modelos de utilidad.

2- Costes y complejidad: una patente puede tardar de 2 a 3 años en concederse y su coste es mayor, mientras que un modelo de utilidad suele estar concedido en unos 6 meses aproximadamente a un coste menor.

QUÉ PROTEGER

Si tienes una idea de app, o de negocio, o algo conceptual, enhorabuena, quizás seas un genio, pero NO es patentable.

Sólo se patentan inventos físicos que resuelven problemas técnicos, como máquinas, motores, herramientas, dispositivos, etc.

POR DÓNDE EMPEZAR

Si te decides a confiar en nosotros al igual que lo han hecho cientos de inventores, lo primero que haremos será firmar contigo un contrato de confidencialidad.

Luego haremos una búsqueda de patentes anteriores para saber si tu idea es patentable, y si lo es, prepararemos y presentaremos toda la documentación a la Oficina Española de Patentes y Marcas.

A partir de ese momento, ya podrás empezar a trabajar con tu proyecto.

Además, te incluimos gratuitamente unos servicios destinados a ayudarte a ganar dinero con tu idea.

¿Cuánto cuesta patentar una idea?

La Oficina Española de Patentes y Marcas cobra unas tasas oficiales, y nosotros… pues nosotros tenemos que vivir de algo, así que los importes de solicitud de protección de una idea van desde unos 800 euros en adelante.

Esto es encargándonos nosotros de todo.

Pero también tenemos planes a un coste menor si sólo quieres que preparemos la documentación, o incluso cursos para que aprendas cómo hacerlo todo por tu cuenta.

Entonces, ¿qué?

Mira, este soy yo, David Parodi, director del área de patentes y confundador de esta agencia.

david-parodi-patentes

Convencí a mi socio de escribir esta carta a inventores.

Él piensa que después de todo esto NO vas a contactar con nosotros.

Yo le he dicho que la mayoría no lo hará, pero que unos pocos, los que se toman en serio sus ideas, SÍ lo harán.

¿Cuál es tu caso?

Puedes contactarnos y patentar tu idea para ver hasta dónde llega esto, o preguntarte toda la vida qué pudo haber pasado si lo hubieses hecho.

Puedes intentar hacerlo por tu cuenta a ver si cuela, contratar a otra agencia, o llegados hasta aquí, podrías hablar con nosotros 😉

Si nos escribes ahora un mensaje, agendaremos una llamada contigo y me comprometo a hacer todo lo posible para ser yo mismo quien te llame y resuelva todas las dudas que tengas.

Eso sí, no sé si te has dado cuenta por esta carta, pero soy muy directo y digo las cosas como son.

  • No te diré que te harás millonario de la noche a la mañana
  • No te diré que se puede patentar algo que no es patentable
  • No te diré lo que quieres escuchar para venderte como sea nuestro servicio

Te diré las cosas simplemente como son. Tal como a mí me gusta que me digan las cosas. Ni más, ni menos.

Si esto encaja con tu visión, contáctanos, si no, gracias por haber llegado hasta aquí pero no somos la agencia que buscas.